Soy Fabio Fusaro, escritor y counselor. Autor de los libros “Mi Novia – Manual de Instrucciones”,
“La Mujer de tus Sueños” y “Mi ex–novia". Bienvenidos al blog que te ayudará a recuperar a tu ex-novia o recuperarte de ella.

Celopatía tecnológica

El progreso trae beneficios, de eso no hay duda. Pero junto con los beneficios en muchos casos vienen una serie de perjuicios que me hacen pensar que no sé si no sería preferible vivir en cuevas y salir a cazar nuestra comida.

La celopatía parecería ser el trastorno del momento. Y cuando digo “celopatía” no me refiero a personas algo inseguras que sienten los clásicos celos o de vez en cuando tienen alguna duda, tal vez por el temor de perder a la persona amada sino a un trastorno delirante que hace que quien lo padece tenga la seguridad de que su pareja le es infiel aunque no tenga la más mínima prueba de esto.

Años atrás estas personas andaban por el mundo rompiéndole las pelotas a sus medias naranjas con dudas, preguntas inquisidoras, caras de orto y revisándoles los bolsillos o la mesa en luz en busca de alguna carta comprometedora, o algún elemento con el logo de un telo.

Hoy en día estas personas tienen sus mentes detonadas por el agregado de los celulares y sus aplicaciones a la vida cotidiana.
Pasan horas revisando, hurgando, investigando si su pareja agregó a alguien, puso un like o apareció etiquetada en alguna foto.
Cuando comenzás una relación con uno de estos individuos te obligan a eliminar de tus redes sociales a cuanta persona del sexo opuesto haya tenido algo que ver con tu vida en el pasado. No importa si fue tu maestra jardinera, porque si la tenés como contacto seguramente o te la cogiste o tenés intenciones de hacerlo. Y en una gran cantidad de casos hasta exigen que les sean entregadas las claves de acceso para poder revisar la actividad de punta a punta como si esto fuera una cosa normal.

Hoy en día “agregar” a una persona del otro sexo a Facebook o Whatsapp parecería ser para estos individuos el equivalente de lo que antes era “chaparte” a alguien… y “hablar” con esa persona ya sería una total y absoluta deslealtad y una afrenta casi imperdonable, casi como haber tenido sexo.

Por qué tenés este contacto?
Por qué lo agregaste?
Por qué le pusiste like?
Por qué no borrás tal cosa?
Por qué subís esta foto?
Que estás haciendo online?
Qué significa esa foto de perfil?
Para que cambiás la foto a cada rato?
Estos son solo algunos ejemplos de los constantes reclamos que generan peleas y discusiones a diario.

Uno de los principales problemas de la celopatía tecnológica es que puede ser contagiosa. Una persona tal vez sea perfectamente normal, pero cuando tiene una relación con alguien con este trastorno, puede también comenzar a espiar, a exigir, a controlar las actividades celularísticas de su pareja.
Es como cuando te muerde un vampiro….que también te volvés vampiro.

Esto sucede porque los celópatas tecnológicos no se bancan ser ellos los únicos que vivan en un mar de obsesión y dudas y por lo tanto buscan sembrar también las dudas en sus parejas con hechos tan sutiles como certeros. Por ejemplo miran algo en su celular y se sonríen…o se lo llevan a la ducha… o lo ocultan de manera muy notoria como fingiendo esconder algo…y todo esto es obviamente notado por la víctima que comienza de esta forma a sentir la mordedura del vampiro que posiblemente lo convertirá en un soldado más de este ejército de trastornados de las redes.

Una pareja es para disfrutarla, no para investigarla.
Si realmente crees que tu pareja está en una permanente búsqueda de engañarte, de tener una aventura o de directamente cambiarte por otra persona con quien se contacta por medio de las redes sociales, lo más saludable sería decirle “Buenas noches…nos vemos en Disney” en lugar de vivir obsesionado con su aparatito de mierda.

Pero bueno, hacer razonar a un celópata es como pedirle peras al pino (Ya sé que es al Olmo, pero igual sirve y el otro me aburrió).





Para obtener información sobre consultas personales: http://fabiofusaro.blogspot.com.ar/p/entrevistas-personales.html

12 comentarios

Terrible, hubo un tiempo en el que pase por eso, y es cierto, esos celos y control se vuelve algo mutuo, poco a poco esa clase de celos tambien genera dependencia, hay que saber ponerle pare, yo logre frenarlo siguiendo mi vida sin hacerme drama y confiando, y ya que confiar y no hacerse bolas tambien es mutuo, "das y recibes". y aclarando que una relacion es para disfrutar como dijo Fabio.

Reply

SOS crack Fabio. Gracias por tanto!

Reply

Un grande FF. -...Paremos con el cel, Caballeros!!! Vamooo Neneeee!

Reply

sí, es cierto, vivimos obsesionados con las redes sociales...pero bueno, si tienes los conocimientos, te puede servir para confirmar o despejar dudas: es feo decirlo (y debe ser delicitivo, incluso), pero yo le puse un keylogger (un programa que registra todo lo que se teclea) a mi pareja, para sacarle la clave del facebook....con eso, lo revisé todo, absolutamente todo durante un par de días...y no, no enconctré nada que me hiciera pensar en una infidelidad, ni un mínimo flirteo. Esto me quitó la obsesión y me hizo avergonzarme de mis infundados celos.....y...al poco me dejó, por un tipo del trabajo (supongo que se hablaban por teléfono o en persona, jej).
Si te los quieren poner, te los ponen, de nada te sirve el acecharlas.

Reply

Cuanta razón, loco...

Reply

Muy buen bueno Fabio , la evolución de la tecnología modifica las relaciones se duplican los condimentos para los las personas celosas y es mucho mas fácil saber que esta haciendo tu pareja en cualquier parte del mundo, asi que te pueden pedir que envies posicionamiento global y foto , hasta cuando estes en el ñoba de un sauna, :D

Reply

Gracias Fabio , cada vez más sabio , cada vez mejor ..un abrazo genio

Reply

Vamo Fabio!!! Segui escribiendo tri tri

Reply

Uuuh yo era terrible con eso. Para colmo la muy turra eliminaba / ocultaba la relación de face como queriéndose hacer la soltera o que nadie supiera que tenía novio... La verdad que tendría que ir a darle la mano al que la conquistó, tomarme unas birras con él y decirle "Gracias papá, lo que me sacaste de encima". jajajajaj.

Reply

Excelente. Durante varios años he estado siguiendo de cerca tu trabajo amigo Fabio y hoy ya no necesito de tu ayuda pero es porque me la diste hace mucho tiempo con tus libros. Ahora disfruto de las historias de tu blog y de ver como cada vez mas personas se benefician de esto que haces. Saludos y mis respetos.

Reply

Favio un saludo, soy mexicano, me alegra saber que aún escribes para nosotros, un abrazo maestro!

Reply

Publicar un comentario